nacional

30% de repatriados trabajan en el campo

 

Agencias

El Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA) de la Cámara de Diputados informó que 30.8 por ciento de los ciudadanos de origen mexicano repatriados por Estados Unidos se asientan en localidades de menos de dos mil 500 habitantes y se reincorporan a actividades rurales.

 

Por ello, en la investigación “Política de atención a migrantes mexicanos de retorno de Estados Unidos de América” destacó que el gobierno federal tiene el reto de extender la cobertura de los programas productivos, educativos y de salud para atender a la población en retorno.

 

Señaló que 7.5 por ciento se asienta en comunidades de entre dos mil 500 y 14 mil 999 pobladores, también vinculadas al campo; 16 por ciento regresó a localidades de entre 15 mil y 99 mil habitantes; 35.7 a lugares con 100 mil o más, donde se sitúan polos de desarrollo con oportunidades laborales, como son las entidades fronterizas, el Estado de México y la Ciudad de México.

 

De acuerdo con el análisis, una de las características que distingue a estos flujos migratorios es que se encuentran en edades productivas, lo que implica que las acciones de gobierno deben considerar apoyos para su reinserción laboral.

 

El Centro de Estudios de la Cámara baja resaltó que la Población Económicamente Activa (PEA) ocupada está prácticamente terciarizada, pues 33.6 por ciento se concentra en los servicios; en menor proporción en comercio con 16.4, y en agricultura 20.1 por ciento.

 

Los migrantes de retorno que se ocupan en servicios y agricultura en mayor medida, representan 40.5 por ciento; en menor proporción se ubican en la informalidad, mientras que en el ambulantaje, tres por ciento, y en servicio doméstico, uno por ciento, indicó.

 

En el estudio se analizan también las políticas de deportación de Estados Unidos, sus efectos y relación con los programas desarrollados por el gobierno de México, para atender a los repatriados, cuyo destino sería su reinserción en la sociedad, con énfasis en la actividad productiva en el medio rural.

 

Refirió que las principales entidades con población migrante en 2010 fueron Zacatecas, Michoacán, Guanajuato, Nayarit, estados con un Índice Absoluto de Intensidad Migratoria (IAIM) muy alto; Guerrero, San Luis Potosí, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Morelos, Aguascalientes, Colima y Jalisco, con nivel alto.

 

Según el Marco Censal Agropecuario 2016, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), hay 9.3 millones de terrenos rurales con carácter ejidal, comunal, colonias y privados, que ocupan un área de 190.3 millones de hectáreas.

Las entidades con mayor número de zonas agrarias, en relación con el total nacional, son Veracruz, Estado de México, Chiapas, Puebla, Hidalgo, Michoacán, Oaxaca, Guerrero, San Luis Potosí y Guanajuato, en las que se ubica 65.5 por ciento de las tierras rurales.