el-refugio

Citricultores contribuyen a proliferación de plagas

Arturo Martínez

 

Un gran número de productores de naranja no respetan las reglas para deshacerse de la fruta en estado de descomposición, lo que genera riesgos de proliferación de plagas, entre ellas la mosca de la fruta considerada de las más peligrosas para la economía local.

Expuso uno de los citricultores de la región, Héctor García, que según la Junta Local de Sanidad Vegetal los citricultores deben enterrar la fruta o bien colocarla en bolsas con plaguicida, pero son pocos los que atienden esta recomendación porque el proceso también genera gastos y esfuerzos extras.

Muchos sólo la amontonan y le rocían cal, pero esto no garantiza eliminar la producción de moscas porque el producto queda expuesto.

Aceptó que la mayoría de campesinos son pequeños comerciantes y en algunos casos no les interesa la calidad de la naranja, pues la usan para el comercio de jugo local.